Estudia hoy, monetiza hoy

El éxito empresarial empieza en el aula. Descubre los patrocinios que hay para ti .

¡Conoce más!

¡Preserva la vida y rentabilidad de tus cultivos!

Aventúrate en nuestro Bootcamp de Fabricación de bioinsumos.
Iniciamos el 3 de diciembre.

¡Inscríbete!
Haz magia con la música
Aprende a tocar y mezclar como un verdadero DJ en un taller de Mixing con Dj Dondo.
Inicia el 21 de noviembre
¡Inscríbete!

Un ecosistema creativo, la academia y la industria

La economía naranja comprende todas las actividades tradicionales y artísticas que transforman ideas en bienes y servicios, y las que dan un tratamiento creativo a las industrias tradicionales.

Dentro de esta hallamos la economía creativa, en la cual hay un inmenso potencial de transformación y desarrollo comunitario, local y nacional; merced a esto, los modelos económicos exitosos están actualmente concentrados en ella. Una de sus principales características es la innovación, no sólo en el sentido clásico de mejoras funcionales y técnicas, sino en el sentido alternativo de innovación blanda, que apunta a la transformación de la estética y del atractivo para el consumidor.

El ecosistema creativo lo habitan agentes públicos, particulares y corporativos, la sociedad civil organizada, los consumidores y la academia, esta última debe proyectar espacios donde los estudiantes puedan encontrar su foco, crear de manera espontánea y expandir su perspectiva empresarial como parte de su desarrollo cívico, aportando así a la gran industria cultural; ésta, por su parte, debe constituirse como un músculo financiero autosostenible y equilibrado entre la oferta y la demanda y nutrir la memoria y la visión del mundo de la sociedad como respuesta a su realidad latente. La gran conquista de este modelo está en la generación de ideas y contenidos innovadores y su reconocimiento en la economía no es algo tan nuevo realmente, pues las ideas son inherentes al ser humano y han marcado el curso de la historia.

La cultura sobrevive gracias a sus pequeños creadores, a quienes se atreven a preguntarse, a contarse y a proponer nuevos imaginarios y narrativas. Una de las formas y expresiones culturales con mayor potencial dentro de la economía naranja, es esa interrelación plena entre lo auditivo y lo visual, que es capaz de construir nuevos universos y realidades sensoriales mediante los mecanismos de la producción audiovisual. En nuestra Escuela de Comunicaciones nos aventuramos a darle vuelo a la imaginación y vida a las ideas, a escribir a través de luces, sonidos y colores lo que sentimos y lo que somos: Crea2res, sí, lo escribimos con 2, ya que durante dos semanas intensivas de talleres y prácticas audiovisuales, nuestros estudiantes de Producción de Audio y video fueron protagonistas de sus propias historias y aquí te presentamos el resultado de ello.  

Tabla de contenidos

Facebook
Instagram