Procesos de selección eficaces: optimiza el recurso humano para encontrar el mejor talento

Los responsables del reclutamiento y de la contratación en las empresas, conocen la necesidad e importancia de realizar entrevistas y procesos de selección eficaces, incorporando medidas y estrategias que garanticen encontrar candidatos más calificados y capacitados que cumplan con las expectativas y condiciones del perfil de la oferta laboral. Pensando en esta necesidad, las empresas desarrollan día a día, herramientas prácticas y sencillas que les permiten evaluar la idoneidad de un candidato y contratar a los más aptos según sus experiencias, habilidades y conocimientos.

La optimización del recurso humano, en los diferentes procesos empresariales genera valor y permite el desarrollo de las actividades organizacionales de manera eficaz y eficiente. Faculta la satisfacción y el bienestar de los empleados y los clientes; aumenta la productividad, calidad y la rentabilidad de la empresa y permite la identificación y el análisis riguroso de los aspirantes arquetípicos para el crecimiento de la organización.

A continuación, planteamos las etapas de un proceso de selección riguroso y efectivo que acreditará encontrar el mejor talento para tu empresa a través de la optimización del recurso humano.

¿Qué es el proceso de reclutamiento y de selección?

El proceso de reclutamiento son todas las estrategias y herramientas que utilizan los departamentos de Talento o Recursos Humanos para atraer, escoger y clasificar a los candidatos interesados. Generalmente, se realiza a través de medios de comunicación, bases digitales, promoción, recomendaciones o traslados. Esta fase es vital, porque la calidad del proceso de selección depende de un reclutamiento óptimo y se basa en una amplia difusión para encontrar los perfiles más idóneos.
En cambio, el proceso de selección es un proceso diferencial y clasificatorio de aptitudes y actitudes de los aspirantes. Debe ser transparente, ético y dinámico, para que esta clasificación no sea excluyente y responda a los interrogantes y a las necesidades de la empresa: ¿el aspirante puede? Basándonos en sus capacidades y experiencias; ¿el aspirante quiere? En sus motivaciones y aptitudes, y ¿el aspirante sabe? En su conocimiento. Cuando las empresas logran las respuestas a las preguntas anteriores, obtienen el talento competente para el cargo.

Herramientas y etapas para hacer un proceso de selección eficaz

Los empleados son los embajadores de la marca. Por ello, desde los procesos de selección, es fundamental crear herramientas que fidelicen a los candidatos con la organización. Así, cobran importancia factores como las relaciones interpersonales, la orientación al trabajo en equipo, la transmisión de la información y la creatividad, encauzados al éxito laboral. Para estos efectos, proponemos siete fases para encontrar el talento óptimo para su empresa en el proceso selectivo.

1. Reclutamiento: en esta fase se da inicio al proceso de selección. La empresa busca una vasta cantidad de hojas de vida y realiza la difusión y clasificación de los interesados.

2. Entrevista: ya se han preseleccionado las hojas de vida que más se acercan al perfil que la empresa pretende para el puesto de trabajo. Permite un acercamiento entre la empresa y el candidato. Se conocen las aspiraciones salariales, conocimientos académicos, experiencias laborales y personales.

3. Pruebas psicológicas y/o psicotécnicas: el aspirante realiza pruebas psicológicas que pueden ser estandarizadas o proyectivas, según el enfoque o necesidad de la empresa. Estas pruebas permiten de una forma más amplia, visualizar aspectos de personalidad, actitudinales, competencias específicas y de comportamiento en los candidatos.

4. Entrevista técnica: permite corroborar la información arrojada por las pruebas psicológicas o psicotécnicas, aumentando el conocimiento por parte del entrevistador, hacia el aspirante.

5. Verificación de referencias laborales y personales: se basa en la hoja de vida del candidato y permite cotejar la información que allí se encuentra, evitando que haya lugar a suplantación o falsificación.

6. Exámenes médicos: es la última fase del proceso de selección antes de verificar que el aspirante es la persona adecuada para el cargo. Es importante resaltar, que el hecho de que el aspirante llegue a esta fase no es garantía de que sea contratado.

7. Contratación: es la fase en la que la empresa decide contratar al aspirante basados en los resultados obtenidos en las fases anteriores. Se firma un contrato escrito o verbal «psicológico» donde se formaliza que el antes aspirante, ahora forma parte de la empresa, creando un vínculo empleador-empleado.

¿Por qué es tan importante contar con un proceso de reclutamiento y selección del personal eficaz para tu empresa?

Los procesos de reclutamiento y de selección de personal determinan, en gran parte, la prosperidad y el crecimiento de la empresa, ya que, en las manos de las personas que integran la organización, está su futuro y éxito. Por eso, la eficacia en los procesos de Talento Humano es garantía del buen funcionamiento de la empresa. A su vez, evitan la deserción y rotación laboral minimizando gastos de contratación y permitiendo una gran cohesión y satisfacción en los equipos de trabajo. La asertividad de estos procesos asegura una contratación transparente, organizada y justa, con la persona adecuada para el puesto adecuado, aumentando así, la eficiencia y el desempeño del personal, así como el crecimiento de la organización.

Tabla de contenidos

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram
×